Destacado Fácil Postres Rápidas

Trifle de fresas

El trifle de fresas es una de las recetas más icónicas de la repostería inglesa tradicional. Es fácil y económico de preparar. Sumado a que es refrescante un trifle sacado del refrigerador en plenos meses de calor, es que tiene tanta fama y popularidad. La verdad que es increíble cómo algo tan simple, con tan pocos ingredientes, logra una combinación tan buena. Vamos a ver cómo se prepara el trifle:

 

INGREDIENTES, salen como para 2 o 3 vasitos:

  • Para preparar las fresas

600 g de fresas frescas, partidas por la mitad
75ml de vino Jerez (o algún vino del estilo) o vinagre balsámico envejecido

  • Para la crema batida

750 ml crema doble
2 cucharaditas de esencia de vainilla
60 gr de azúcar glass

  • Para rematar (opcional)

Un poco de amaretto

 

PREPARACIÓN:

Paso 1
En un bowl, mezcla las fresas con el vinagre balsámico envejecido o el vino Jerez y déjalas reposar a temperatura ambiente durante 20 minutos. Después de que las fresas se hayan marinado por esos 20 minutos, comprueba la dulzura y agrega azúcar si lo consideras necesario.

Paso 2
Vamos a hacer la crema batida (nata montada). Te dejo haciendo click aquí la receta detallada de la crema batida, pero, si lo prefieres, seguidamente tienes una explicación rápida. En un tazón grande con una batidora eléctrica de varillas, mezcle la crema hasta obtener picos suaves. Agregue la vainilla y el azúcar glass. Batiremos hasta obtener picos rígidos y ya estará lista. No batas de más ya que formarás mantequilla.

Paso 3
Ahora haremos el bizcocho. Te dejo haciendo click aquí la recta de cómo hacer bizcocho básico, pero, si lo prefieres, puedes comprar las bases típicas ya preparadas del supermercado. Con un cuchillo de sierra, corta el bizcocho a lo largo en rebanadas de 1 a 1,5 cm de grosor. Solo necesitarás de 1 a 4 rebanadas por trifle, depende de cómo te guste y de lo grande que sea el vaso, pero lo más normal son 2. Con el mismo vaso, corta los círculos. Yo siempre les quito un poco de al rededor para que no se vayan a ver apretados e incluso sólo se vea la crema batida.

Paso 3
Por último, colocamos una capa de fresas al fondo. Este paso era opcional, pero, por cada capa de frutas, agrega un chorrito de amaretto. Tampoco te pases, no es un cubalibre. Después de las fresas, colocamos una de las capas de bizcocho y encima nata. Repetimos el proceso tantas capas como hayamos planeado hacer.

Y ya está nuestro clásico Trifle de fresas. Recuerda que también se puede usar otro tipo de fruta, siropes e incluso combinar frutas y texturas, como te dejo aquí en este trifle de fresas y arándano. Todo queda a la imaginación. Espero que te haya gustado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.